Imagen de un inspector realizando una inspección a una puerta de garaje

Consejos para superar una inspección de puertas de garaje sin sanciones

6 julio, 2024·Puertas automáticas·8 min·

Superar una inspección de puertas de garaje sin sanciones es esencial para evitar problemas legales y garantizar la seguridad de los usuarios. En España, es obligatorio cumplir con las normativas de Marcado CE y realizar un mantenimiento regular. Debido al alto índice de puertas de garaje que no superan las inspecciones, se han endurecido las inspecciones y es muy posible que si la puerta de garaje no cumple con la normativa, el propietario termine siendo sancionado, aunque subsane los defectos.

¿Por qué es importante pasar la inspección de una puerta de garaje?

Pasar la inspección de una puerta de garaje es fundamental para garantizar la seguridad del hogar y la familia. Una puerta en mal estado puede causar accidentes graves, poniendo en riesgo a todos los que la utilizan. Además, cumplir con las leyes y regulaciones locales es una obligación legal que ayuda a evitar sanciones económicas y legales. Las multas por incumplimiento pueden ser significativas, y las reparaciones necesarias para poner la puerta en conformidad pueden resultar costosas.

No es posible saber cuando vamos a tener una inspección en nuestra puerta de garaje, por lo que es muy recomendable siempre tener la documentación a mano y haber llevado a cabo los mantenimientos establecidos por el fabricante o por la normativa.

Elementos clave que debe tener un propietario para superar una inspección

Marcado CE en puertas de garaje

El Marcado CE es un requisito obligatorio para todas las puertas de garaje comercializadas en la Unión Europea. Este marcado garantiza que el producto cumple con los requisitos técnicos y de seguridad necesarios. Para demostrar la conformidad con el Marcado CE, es esencial contar con la documentación adecuada, que incluye:

  • Manual de instrucciones: Detalles sobre el uso y mantenimiento de la puerta.
  • Declaración CE de conformidad: Documento oficial que certifica que la puerta cumple con las normativas.
  • Etiquetas y placas de identificación: Deben estar visibles en la puerta para confirmar su conformidad.

Mantenimiento regular documentado

El mantenimiento regular es clave para asegurar el buen funcionamiento y la seguridad de la puerta de garaje. Debes tener:

  • Registro de mantenimiento: Un historial detallado de todas las revisiones y reparaciones realizadas.
  • Contratos de mantenimiento: Acuerdos con empresas especializadas para revisiones periódicas.
  • Informes técnicos: Documentación de cada inspección y mantenimiento realizado.

Normas de seguridad específicas

Cumplir con las normativas locales y nacionales es esencial. Debes asegurarte de que tu puerta cumple con:

  • Reglamentos locales: Cada comunidad autónoma puede tener directrices específicas que deben ser seguidas.
  • Estándares nacionales: La normativa UNE-EN 13241-1 regula las características de seguridad de las puertas de garaje en España.
  • Certificaciones y sellos: Asegúrate de que tu puerta tenga todas las pegatinas y placas de identificación que confirmen su conformidad.

Procedimientos en caso de inspección post-accidente

Actuación de las delegaciones de Industria

En caso de un accidente, las delegaciones de Industria de cada comunidad autónoma realizan una inspección técnica para evaluar el estado de la puerta de garaje. Durante esta inspección, se requerirá toda la documentación de mantenimiento y conformidad para comprobar que la puerta cumple con las normativas vigentes.

Intervención de las compañías de seguros

Además de la inspección por parte de las autoridades, las compañías de seguros también pueden realizar evaluaciones para determinar las causas del accidente y verificar el cumplimiento normativo. Cumplir con las políticas de seguro en relación con el mantenimiento y la seguridad de las puertas es esencial para evitar complicaciones adicionales.

Imagen de un inspector realizando una inspección en una puerta de garaje para comprobar que cumple la normativa

 

Consejos prácticos para superar la inspección sin sanciones

Preparación previa

No podemos saber cuándo va a realizarse una inspección en nuestra puerta de garaje, por esa razón es fundamental realizar una lista de chequeo exhaustiva para revisar todos los elementos de la puerta de garaje. Realiza una auto-inspección de forma regular para identificar y solucionar posibles problemas antes de la visita oficial del inspector.

De forma general, estos son los aspectos que debes inspeccionar en tu puerta de garaje para comprobar si todo esta en orden:

Revisión del Marcado CE

  • Asegúrate de que la puerta tiene visible la etiqueta del Marcado CE.
  • Verifica que tienes el manual de instrucciones y la declaración CE de conformidad de la puerta y de todos los componentes instalados.

Funcionamiento de la puerta

  • Prueba el mecanismo de apertura y cierre varias veces para asegurarte de que funciona sin problemas.
  • Verifica que la puerta se cierra y abre completamente sin ruidos inusuales o movimientos bruscos.

Sistemas de seguridad

  • Comprueba los sensores de movimiento para asegurarte de que detectan correctamente los obstáculos.
  • Verifica que las luces de seguridad funcionan adecuadamente.

Condiciones físicas de la puerta

  • Inspecciona el estado de los paneles de la puerta para detectar posibles daños o desgastes.
  • Revisa las bisagras, resortes y poleas para asegurarte de que no están desgastados o dañados.

Seguridad eléctrica

  • Revisa las conexiones eléctricas y asegúrate de que no hay cables sueltos o dañados.
  • Asegúrate de que el motor y los componentes eléctricos están protegidos contra la humedad y el polvo.

 Lubricación y limpieza

  • Lubrica las partes móviles de la puerta, como bisagras, poleas y rieles, siguiendo las recomendaciones del fabricante.
  • Limpia los rieles y elimina cualquier obstrucción que pueda interferir con el funcionamiento de la puerta.

 Documentación de mantenimiento

  • Asegúrate de tener un registro actualizado de todas las revisiones y mantenimientos realizados.
  • Revisa que todos los informes técnicos y contratos de mantenimiento estén en orden y disponibles para presentar al inspector.

 Estado general

  • Realiza una inspección visual general para detectar cualquier signo de desgaste, corrosión o daños que puedan afectar la seguridad o el funcionamiento de la puerta.

Durante la inspección

Mantén una actitud colaborativa con el inspector y ten toda la documentación a mano. Si se identifica algún problema durante la inspección, intenta solucionarlo de inmediato para evitar sanciones.

Después de la inspección

Una vez finalizada la inspección, es importante interpretar correctamente el informe del inspector y seguir las recomendaciones para corregir cualquier deficiencia identificada. Si es necesario, prepárate para una re-inspección para asegurarte de que todos los problemas se han resuelto adecuadamente. Para ello lo más recomendable es acudir a una empresa especializada en puertas de garaje con el fin de que comprueben que todo es correcto.

Preguntas frecuentes

¿Qué documentos necesito tener a mano para la inspección?

Es esencial tener el manual de instrucciones, la declaración CE de conformidad, etiquetas y placas de identificación visibles, y un registro detallado de todas las revisiones y reparaciones realizadas. Además, contratos de mantenimiento e informes técnicos son cruciales para demostrar que se ha realizado un mantenimiento adecuado.

¿Cada cuánto tiempo debo revisar mi puerta de garaje?

Se recomienda realizar revisiones periódicas cada seis meses para asegurar el buen funcionamiento y la seguridad de la puerta de garaje. Las revisiones deben ser realizadas por profesionales calificados que puedan detectar y solucionar cualquier problema a tiempo.

¿Qué hago si mi puerta de garaje no pasa la inspección?

Si tu puerta de garaje no pasa la inspección, es importante seguir las recomendaciones del inspector y realizar las correcciones necesarias. Una vez solucionados los problemas, se debe solicitar una re-inspección para verificar que la puerta cumple con todas las normativas.

¿Cuáles son las sanciones más comunes por no cumplir con las normativas?

Las sanciones más comunes incluyen multas y la obligación de realizar reparaciones o modificaciones en la puerta de garaje. En casos graves, la puerta puede ser clausurada hasta que se realicen las correcciones necesarias.

¿Qué empresas ofrecen servicios de mantenimiento certificados?

Existen muchas empresas especializadas en el mantenimiento de puertas de garaje que cuentan con la certificación necesaria para realizar inspecciones y reparaciones. Es recomendable contratar los servicios de una empresa reconocida y con experiencia en el sector.

¿Cómo puedo obtener el Marcado CE para mi puerta de garaje?

El Marcado CE se obtiene a través de un proceso de certificación que incluye pruebas de conformidad con los estándares europeos. Es necesario trabajar con un fabricante o proveedor que pueda proporcionar la documentación y las certificaciones necesarias para cumplir con los requisitos del Marcado CE.

Resumen final

Mantener tu puerta de garaje en conformidad con las normativas vigentes en España es esencial para superar cualquier inspección sin sanciones. Asegurarte de tener toda la documentación de Marcado CE, realizar un mantenimiento regular documentado y cumplir con las normas de seguridad específicas son pasos cruciales para garantizar la seguridad y el buen funcionamiento de tu puerta de garaje.

Si necesitas ayuda profesional para mantener tu puerta de garaje en perfecto estado o tienes alguna pregunta sobre las inspecciones, contacta a Grupo Icara, especialistas en puertas automáticas y de garaje.

Relacionados