Errores comunes en la certificación CE de puertas de garaje

Errores comunes en el marcado CE de puertas de garaje

28 septiembre, 2023·Puertas automáticas·5 min·

Las inspecciones a puertas de garaje, comerciales e industriales realizadas por las autoridades competentes en seguridad industrial están en constante aumento en la actualidad. Esto se debe a que, de cada 100 puertas, 96 presentan errores en la instalación o defectos en la documentación. Por esta razón, es crucial estar al tanto de los errores comunes en el marcado CE de puertas de garaje. Esto nos asegura que el instalador, fabricante o mantenedor realicen su trabajo de manera correcta.

¿Qué es el marcado CE?

El marcado CE, en el caso de las puertas de garaje, garantiza que cada componente de la instalación ha pasado por un riguroso proceso de evaluación para verificar su calidad y resistencia. En otras palabras, cualquier producto que se venda en la Unión Europea debe cumplir con la legislación de seguridad. Solo así se pueden prevenir fallos en la fabricación o la falta de calidad que podría causar averías y accidentes.

¿Cuáles son los errores que cometen las empresas al obtener la certificación CE para sus puertas de garaje?

Placa CE no visible o con información obsoleta

Uno de los errores más comunes es no colocar la placa con el logotipo “CE” en un lugar visible. Al asegurarnos de que nuestra puerta de garaje ya sea comercial o industrial, cumple con las normativas, debemos garantizar que el instalador coloque la placa en un lugar visible y que esta contenga las directivas y normas actualizadas. El formato y los datos necesarios se encuentran en el Reglamento de Productos de Construcción. Mantener la placa y la documentación actualizadas es crucial para evitar sanciones, ya que, aunque la empresa instaladora, mantenedora o el fabricante son responsables, nosotros también estamos obligados a mantener la puerta conforme a la normativa.

Documentación y Declaración CE en regla

Algunas empresas instalan puertas de garaje y no entregan la documentación a menos que el propietario lo solicite. Cualquier empresa o fabricante que realice modificaciones sustanciales (como cambiar el motor por otro de especificaciones diferentes) o instale una nueva puerta de garaje debe no solo proporcionar la placa CE y la documentación, sino también realizar los ensayos requeridos por la normativa para obtener la certificación CE. Si la empresa tiene más de 9 empleados, un Organismo independiente debe llevar a cabo estos ensayos.

Entregar la documentación y la certificación CE individual de todos los componentes

Cuando realicemos una modificación sustancial, como la automatización o la sustitución de componentes que cambien las características técnicas de la puerta, o cuando instalemos una nueva puerta en nuestro garaje, comercio o nave industrial, es esencial contar con la documentación adecuada. El instalador no puede entregar la documentación de forma individual para cada componente, como el motor o las fotocélulas. Todos los elementos necesarios deben tener su propia certificación CE.

No realizar las mediciones de fuerza de impacto y anti-aplastamiento

Este punto es de suma importancia, ya que, durante las inspecciones, los inspectores realizan pruebas para asegurarse de que los datos de limitación de fuerzas y el tiempo anti-aplastamiento sean los adecuados. La empresa no puede argumentar que los dispositivos de seguridad son suficientes; debe realizar estas mediciones y ensayos de manera obligatoria.

No realizar un análisis de riesgo del entorno

Este aspecto afecta principalmente a las puertas batientes y correderas, ya que su forma de apertura y cierre puede representar un peligro de aplastamiento. Por este motivo, la empresa debe llevar a cabo un análisis de riesgo y determinar qué elementos de seguridad complementarios son necesarios según el entorno, el tipo de usuario y el método de activación.

Preguntas frecuentes

Si tengo un accidente con la puerta y no tengo la certificación CE, ¿soy responsable?

La respuesta es sí, incluso si la puerta ha recibido los mantenimientos obligatorios. Si la empresa de mantenimiento te informa por escrito de que la puerta no cumple con la normativa y decides no solucionarlo, serás considerado responsable y tu seguro no cubrirá los daños. Además, se aplicarán sanciones correspondientes y se te obligará a realizar las modificaciones necesarias, incluso llegando al precintado o retiro de la puerta.

Mi puerta de garaje tiene más de diez años, ¿debo renovar la certificación CE?

Si tu puerta de garaje ya sea en un garaje residencial, comercial o una nave industrial, tiene más de diez años, debe cumplir con la normativa de manera obligatoria. Pasados los diez años, el fabricante no es responsable de proporcionar la documentación requerida. Por lo tanto, debes contratar a un técnico cualificado para que realice este servicio, como nosotros.

¿El proceso de certificación CE en puertas de garaje solo busca obtener beneficios económicos?

El proceso de certificación CE tiene como objetivo garantizar que los fabricantes ofrezcan productos seguros y de calidad que no representen riesgos para los usuarios. Esta certificación no solo es obligatoria para los propietarios, sino también para las empresas que instalan puertas de garaje o realizan “modificaciones sustanciales”. No cumplir con el proceso de certificación CE conlleva sanciones significativas para la empresa, de la misma manera que no proporcionar la documentación correcta. Reemplazar el motor, el panel de control o el receptor obliga a cumplir con la certificación CE siempre y cuando estos componentes tengan características técnicas diferentes a los anteriores. En caso de duda, es recomendable consultar con el instalador.

Relacionados